05/09/2018 Sin categoría 0

Novedades para entrar en Craft III

En la próxima primavera llegará la tercera edición del Craft Film Festival, y este año contaremos con una novedad principal: las categorías. El festival estará dividido en cuatro categorías distintas en las que podrán participar cuatro tipos de largometrajes. Os las explicamos a continuación.

Craft Opera Prima

Desde que nació Craft, nuestro propósito ha sido ofrecer una plataforma de exhibición para las películas con dificultades para ser distribuidas: films autoproducidos, underground, sin gran apoyo económico… Como cabía esperar, Craft se convirtió desde su origen en un foco de atención para jóvenes directores que no lograban ver sus obras proyectadas en ninguna sala debido a los obstáculos de la industria. Es por esto que muchas de las películas que han participado en las dos primeras ediciones del festival han sido el debut de sus directores.

En esta tercera edición, queremos ofrecer una plataforma diferenciada para las operas primas, pues consideramos que el apoyo a los nuevos talentos es esencial para que el cine, como cualquier forma de arte, se actualice y evolucione.

Algunos ejemplos de operas primas que admiramos: Eraserhead (Cabeza borradora, David Lynch, 1977), Boy meets girl (Chico conoce chica, Léos Carax, 1984), Diamond Flash (Carlos Vermut, 2011).

                                                                                                                             Fotograma de Eraserhead

Craft Woman

En Craft queremos destacarnos como un festival inclusivo, y apoyamos con firmeza a las minorías sociales. Creemos que solo desde el trabajo activo se pueden derribar los muros que aún en 2018 frenan el acceso de determinados grupos a puestos de responsabilidad en la industria. Uno de estos grupos es el conjunto de las mujeres, nada más y nada menos que la mitad de la población mundial.

Además, creemos que el cine es un arma potente contra el machismo. Dando la oportunidad a las directoras de mostrar su visión del mundo lograremos crear un imaginario cinematográfico mucho más rico, que no se vea limitado por la mirada masculina dominante.

Algunos ejemplos de películas dirigidas por mujeres que admiramos: Cléo de 5 à 7 (Agnés Varda, 1962), Sedmikrásky (Las margaritas, Věra Chytilová, 1966), Estiu 1993 (Verano 1993, Carla Simón, 2017).

                                                                                                                              Fotograma de Estiu 1993

Craft LGBT

En la línea de la categoría anterior, Craft se pone también del lado de otra minoría: el colectivo LGBTIQ+. Igual que sucede con el machismo, la LGBTfobia (que no deja de ser, al fin y al cabo, una forma de machismo) puede ser combatida también a través del cine. Aunque desde hace unos años las personas que forman parte de minorías sexuales y de género han podido ver sus realidades diversas representadas incluso en películas de gran alcance comercial, lo cierto es que el cine underground siempre ha sido el gran aliado de la comunidad queer, siendo pionero en la causa y tratando temas con los que ningún otro cine se atrevía. Para esta nueva categoría, buscamos películas osadas, que hablen sin tapujos de las problemáticas y las cotidianidades de todo el espectro sexual y de género.

Algunas películas de temática LGBTIQ+ que admiramos: Mädchen in Uniform (Muchachas de uniforme, Leontine Sagan, 1931), Querelle (Rainer Werner Fassbinder, 1982), Laurence Anyways (Xavier Dolan, 2012).

                                                                                                                                  Fotograma de Querelle

Craft Consciousness

Por último, en Craft no queremos olvidarnos de las demás problemáticas que afectan a toda la sociedad. Somos un festival comprometido con el medio ambiente, por ejemplo, en un momento histórico tan clave como el nuestro en el que sabemos que el planeta se encuentra cercano a un punto de no retorno en aspectos climatológicos, y en el que negacionistas del cambio climático ostentan el poder de países tan potentes como Estados Unidos. Pero hay muchos otros problemas que tampoco podemos dejar de lado: la accesibilidad de las personas con discapacidad, la pobreza, el hambre… consideramos que el cine tiene la capacidad de funcionar como un motor de cambio, un contrapoder para hacer reflexionar a la gente.

Sabemos que los espectadores del festival poseen una elevada conciencia con respecto a las causas sociales y medioambientales. La prueba está en que dos de las películas más exitosas de la segunda edición encajarían perfectamente en esta categoría: Horse Riders y The Albino’s Trees. La misión de Craft es mantener nuestro compromiso con las injusticias sociales, que tanto el equipo como el público consideramos ineludibles.

Algunas películas con conciencia social o medioambiental que admiramos: Los Olvidados (Luis Buñuel, 1950), Mononke-hime (La Princesa Mononoke, Hayao Miyazaki, 1997), Beasts of the Southern Wild (Bestias del Sur Salvaje, Benh Zeitlin, 2012).

                                                                                                       Fotograma de La Princesa Mononoke


About the Author

Sebastián Blanco: