Su cinefilia casi genética le lleva estudiar guion en la ECAM, dirigir el cortometraje “Detrás” en 35mm y estudiar crítica cinematográfica en La Casa del Cine. Le apasiona tanto todo lo que rodea el mundo del cine que le cuesta decidirse por un único camino, aunque tiene claro que lo que más le gusta es “ver y recomendar películas”, que es casi la definición de programador.